Project for Empty Space Bogota - New York

[Suplemento]


PROJECT FOR EMPTY SPACE

 Una revisión de nuestros años en el 181 de la Calle Stanton

Project for Empty Space abrió con una instalación de Alex Callender, en el número181 de la calle Stanton en el Lower East Side de la ciudad de Nueva York. Esta fue la segunda versión. El proyecto buscaba reinterpretar el espacio de un lote baldío, que actualmente es propiedad de la ciudad. La primera intervención en el espacio desde principios de los años 80 (el momento que vio la desaparición del edificio vecinal y el comienzo de la nada) fue realizada por la artista pakistaní Tehniyet Masood. Ella reutilizó madera de edificaciones que habían sido derribadas, para crear una especie de estructura semi-abstracta que redefine el espacio ‘vacío’ para crear un flujo de movimiento para el espectador. Esta idea de movimiento, que era casi literal en la instalación de Masood, tomó una connotación semántica más amplia en nuestra artista en residencia de 2011, Alex Callender.

El trabajo de Callender está enfocado en la dualidad de la ausencia y la presencia en los ecosistemas, cada vez que la actual crisis ambiental se hace más persistente y nuestra habilidad para responder a las necesidades de la población disminuye. Las poblaciones de ciervos existen en las afueras de los centros urbanos de los Estados Unidos y su hábitat es amenazado con frecuencia, condicionando su modo de vida y procesos de adaptación. La misma precariedad acecha a muchos habitantes de nuestro planeta. Callender utiliza a los ciervos como agentes que ofrecen una narrativa acerca del cambio. Una vez los ocupantes de esta área, ahora nosotros y en algún punto en el futuro otras entidades, darán forma a la narrativa principal en este espacio particular.

pes2.jpg
Instalación de Alex Callender en el 181 de la Calle Stanton, Nueva York. Cortesía Project for Empty Space
 

Callender explica: “cuando comencé a leer sobre el ciervo como un símbolo, encontré que en varias culturas agrícolas, tanto indígenas como modernas, los ciervos son descritos como criaturas mitológicas que los cazadores pueden seguir hacia el lugar donde el reino de la vida se encuentra con el mundo de los muertos. La vida fantástica de estos animales me conmueve y se ha convertido en un hilo conductor en mi trabajo, permitiéndome proyectar alusiones más profundas hacia los eventos del cambio climático y la precariedad ambiental. Trabajo con el paisaje porque encuentro una conexión inmediata entre la cualidad abstracta de desarrollar un espacio ilusorio a partir de señales y superficies, y el lenguaje abstracto de la naturaleza”.

Utilizando papel reciclado de las construcciones y resina no tóxica, Callender crea siluetas de ciervos que son instaladas en las paredes laterales del lote. En esta ocasión, el espectador es confrontado por la idea de la migración, el movimiento forzado y su significado con respecto al balance natural y la creación.

PES también fue lanzado en Bogotá, Colombia, en un esfuerzo por construir relaciones con las comunidades que se encuentran fuera de Nueva York. El objetivo no fue el de imponer nuestras ideas como sí el de facilitar la gestión de una plataforma para que otras personas trabajaran en el contexto de la proyección social para profundizar en su trabajo artístico.

Las imágenes del espacio en el 181 de la calle Stanton en el Lower East Side, que PES gestionó entre septiembre de 2010 y marzo de 2012, están disponibles en nuestra página de Flickr:

http://www.flickr.com/photos/28883477@N04/

 

Para más información sobre Project for Empty Space visite nuestra Web:

http://www.projectforemptyspace.org

 

 


 

GRUPO 0,29 + LEON FELIPE JIMÉNEZ

Project for Empty Space Bogotá: una lectura diferente del  espacio vacío

El proyecto de intervención PES:BOG se llevó a cabo en 2011 en la capital colombiana durante tres meses. Fueron ofrecidas tres residencias para artistas locales, dos conversatorios y un evento inaugural de muestra de las propuestas de los residentes. El lugar tenía las características no implícitas de un ‘espacio vacío’.

El vacío es un termino que, si bien implica la “falta de contenido físico o mental”, de igual manera se define por el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española como algo “sin la ocupación o ejercicio que pudiera o debiera tener.”[1] El espacio seleccionado correspondía a un lugar saturado de materia, donde los elementos físicos colmaban cuartos enteros de libros, muebles, papeles, discos, carteles, juguetes, instrumentos musicales, lápices, pinturas, fotografías y la memoria evidente de toda una generación. En los corredores y las paredes se marcaban las huellas del tiempo, donde frases célebres de intelectuales y poetas inspirados se mezclaban con los números telefónicos de un directorio quincuagenario. En el estudio, un afiche de Borges se vislumbraba al fondo, justo encima de un cartel que rezaba “el rincón de la ciencia”, mientras se escuchaba arder pedazos de muebles viejos en la chimenea. El espacio vacío estaba lleno de memoria, sin embargo la aglomeración de objetos parecía estar amarrada a un tiempo extinto. Los objetos yacían arrumados sin tener una actividad definida o un uso apropiado.  

La casa es tipo inglés, localizada en el barrio Palermo. Su dueño, Francisco Jiménez, es un hombre dedicado toda su vida a la docencia universitaria. Es arquitecto de profesión y estudió pintura en Italia; experiencia evidenciada en los múltiples rastros de colores y figuras abstractas, propias de la tendencia catalogada en el país como ‘pintura moderna’ a mediados del siglo XX. Los cuadros reposaban intactos sobre las paredes y se perdían en el cúmulo de objetos. Tantos relatos e hipótesis de lo que pudo o no haber sido esta imagen, aquella nota en la pared o esa fotografía constituía un vacío en el espacio.

pes3.jpg
Instalación de Ivonne Villamil en LA 48, Bogotá. Cortesía de Beto Durán
 

La casa de ‘La 48’ fue un centro de actividades entre agosto y octubre de 2011. Semanas previas al inicio del trabajo, se hizo pública una convocatoria abierta a artistas nacionales, para que desarrollaran una propuesta in-situ a partir de las características que ofrecía la arquitectura del lugar. Fueron seleccionadas tres propuestas, que tomaron forma en el trabajo y convivencia de ocho semanas. Las iniciativas incluyeron el trabajo ’Mise en Scéne: El display como herramienta discursiva’ de la artista Ivonne Villamil, ‘Resonancias’ de Carol Sabbadini y ‘Locación / Memoria por defecto / Dead leaves and the dirty ground / y manifestaciones espectrales’ de Julián Santana. En forma simultánea, se llevaron a cabo dos conversatorios, que se aproximaban al tema del arte público. Allí se reseñaron iniciativas antes desarrolladas en comunidades locales, así como conceptos y teorías que entablaban un diálogo alrededor de este contenido. Los conversatorios fueron dictados por el docente universitario Dedtmar Alberty Garcés y el artista Alejandro Araque, quien realizó una presentación del proyecto ’No2somos+’[2]. Las actividades fueron compartidas con el proyecto correspondiente en la ciudad de Nueva York, mediante un sistema de trasmisión en vivo, utilizando la plataforma web de PES: Bogotá[3]

‘La 48’ inauguró la muestra de los artistas residentes, la noche del 29 de septiembre. Los sonidos de historias familiares en un teléfono rojo a la luz de un retrato encontrado, se mezclaban con las sombras de objetos que remitían a cuentos infantiles previos al sueño. El ruido de la calle y el canto de los pájaros entraban en la casa, mientras al fondo del garaje se acomodaban cajones con dibujos de objetos cotidianos. Los artistas iban indagando en los rincones del vacío y de esta investigación surgían propuestas que invertían las relaciones entre lo privado y lo público. De este resultado y el proceso de trabajo que tuvo lugar en el segundo semestre del año 2011, la casa de los Jiménez devino en un proyecto de espacio cultural autogestionado.

 El proyecto se convirtió en un pretexto para abrir puntos de discusión sobre diferentes conceptos: los umbrales de lo íntimo y lo público, las ideas de lo lleno y lo vacío en el arte contemporáneo, las formas blandas y temporales del espacio expositivo y la cuestión de los espacios ‘independientes’. Siendo un espacio que se (des) ocupa de forma temporal y que aparece y desaparece como espacio cultural, LA 48 se ofrece como un contrapunto formal y conceptual al proceso desarrollado en lote vacío de la Calle Stanton. Las discusiones posteriores, los webcasts y otros puntos de contacto inauguran un promisorio intercambio artístico y cultural y abren la puerta a colaboraciones futuras.



[1] Real Academia Española © Todos los derechos reservados

[2] Para información sobre esta iniciativa dirigirse a: http://www.alejandroaraque.com/

[3] Para consultar el espacio web de Project For Empty Space: Bogotá dirigirse a: http://pesbogota.cero29.org/

Revista de arte contemporaneo.

Este es un proyecto del Grupo 0,29. Excepto en los casos mencionados, todo el contenido es distribuido bajo las siguientes licencias:

Licencia de Creative Commons    Licencia Aire Incondicional Colombia

logoFb.png   logoTw.png

 

      Recibe noticias de arte y cultura en tu email: